Artículo 31.bis

Usted está aquí

Soluciones de negocio orientadas a reforzar los sistemas de gobierno corporativo y cumplimiento normativo
Delitos de carácter personal
Delitos contra el patrimonio y otros
Delitos relacionados con el interés público
Delitos contra la seguridad colectiva
Delitos contra la Administración y el Orden Público
Analizando e identificando riesgos penales ayudamos a reforzar los sistemas de control en las empresas

"Artículo 31.bis del Código Penal: Responsabilidad penal de las personas jurídicas"

Consideramos de mayor relevancia, junto a la imputación de aquellos delitos cometidos en su nombre o por su cuenta, y en su provecho, por las personas que tienen poder de representación en las mismas, la responsabilidad por aquellas infracciones propiciadas por no haber ejercido la persona jurídica el debido control sobre sus empleados, adecuando conductas y cometidos profesionales al nuevo marco legal. Y lo que sin lugar a dudas esta reforma introducirá es un verdadero cambio en las sociedades mercantiles, obligándolas a realizar un importante esfuerzo de control y de prevención de riesgos penales.

Dicha reforma deja claro que la responsabilidad de la persona jurídica puede declararse con independencia de que se pueda o no individualizar la responsabilidad penal de la persona física regulando, además, los supuestos de atenuación: la confesión de la infracción a las autoridades, la reparación del daño y el establecimiento de medidas eficaces para prevenir y descubrir los delitos que en el futuro puedan cometerse con los medios o bajo el amparo de la persona jurídica.